Ahorra tiempo al vestiste con el estilo ‘Normcore’

Seguro que hay días, cuando vas con mucha prisa, que esos minutos que pasas frente al armario decidiendo qué te vas a poner son auténtico oro. Si vives esta situación más a menudo de lo que te gustaría, este post es ideal para ti, ya que vamos a presentarte el estilo Normcore, una fórmula para ahorrar tiempo al vestirte que te va a encantar. ¡Toma nota que empezamos!

Normcore es un término popularizado en 2014 que apela al anti-estilo, a la idea de vestir de manera simple, convencional, anodina y sin prestar demasiada atención a las últimas tendencias. Paradojas del destino, este estilo ha terminado convirtiéndose en una tendencia más.

 

 

 

Normcore, ¿de dónde viene?

El origen del término Normcore tiene una década de historia. Surgió cuando el escritor de ciencia ficción William Gibson describió en su novela Pattern Recognition la forma de vestir de su logofóbica protagonista, Cayce Pollard: “Una camiseta negra de crío de Fruit of the Loom, un jersey gris de cuello de pico comprado de entre una media docena y un par de Levi’s 501 negros y amplios nuevos. Todas las etiquetas habían sido cuidadosamente quitadas”.

 

 

En estas líneas se basa la característica principal de este estilo: la ausencia total de logos, aunque no solo es eso. Normcore se distancia de lo cool y de actualidad con prendas cómodas y básicas, de cortes y colores neutros y atemporales, lo que lo convierte por tanto es indiscutiblemente versátil.

 

 

Podemos encontrar el estilo Normcore en forma de chándal, zapatillas deportivas, ropa holgada, vaqueros anchos, tonos grises, negros y beige, abrigos de cortes rectos. Para algunos se trata de vestir todos los días igual aunque cada jornada llevemos una camiseta blanca diferente, nuestro estilo será sobrio, sencillo aunque quizá un poco plano.

 

Normcore y la moda

Pero apostar por el estilo Normcore no significa darle la espalda a las tendencias. De hecho, sus seguidores no creen que se necesite la moda para expresar la personalidad de cada uno.

 

 

Al final, se trata de una verdadera declaración de intenciones, sobre todo ante el fast fashion de modas que llegan y duran meses. Los Normcore saben que tienen su propia personalidad, única, y que no necesitan hacerse a ninguna tendencia o moda para expresarla.

Además, aunque no haya sido un propósito principal del surgimiento de esta tendencia, ser Normcore es bastante sostenible, pues no se cae en la compra compulsiva ni se cuenta con armarios repletos de ropa. La clave es contar con prendas que se adapten a cualquier situación, que sean convencionales y cómodas, y que representen prendas de fondo de armario por las que no pase el tiempo.

 

 

¿Cómo conseguir un estilo Normcore?

Aunque parece una tendencia de lo más simple, no vale cualquier cosa. Y tampoco consiste en abonarse al desaliño, todo lo contrario. Se trata de un estilo minimalista donde reinan las camisetas rectas blancas o en colores neutros, el zapato deportivo totalmente negro o blanco, las chaquetas de corte recto, los bolsos sin logos ni marcas a la vista, etc. En definitiva, todo lo que sea un básico y sencillo para conseguir un estilo casual, relajado y neutro.

 

 

Pero no sólo la ropa representa el estilo Normcore, podríamos decir que también es una actitud. Así, el pelo y el maquillaje también tendrán un papel importante. En este sentido, se sigue la máxima de cara lavada o no make up, lo cual no quiere decir que no te cuides o no te pongas ningún cosmético, sino que procures optar por un maquillaje natural y ligero. En cuanto al pelo, lo mejor es llevarlo suelto con la raya al lado o recogido en una coleta, muy normal y muy simple.

Nunca ir a la moda había sido tan sencillo ¿Te animas con el Normcore?

———–

Puedes ver aquí otras publicaciones de nuestro blog de moda que pueden interesarte.

Publicación
16 de abril de 2022
Compartir