Aprende a recuperar tu piel tras los excesos del verano

El sol, la sal, el cloro de las piscinas, la humedad, el calor, el cambio de dieta… todos estos factores pueden hacer que tu piel vuelva de las vacaciones de verano un poco resentida, pero no te preocupes, hay solución y en este post te las vamos a dar. Sigue leyendo y descubre cómo puedes recuperar la vida de la piel del rostro y del cuerpo tras los excesos del verano. ¡Empezamos ya!

Deshidratación, rojeces, manchas, descamaciones… son algunos de los efectos secundarios de los baños de sol y sal de las vacaciones que tenemos que tratar de solventar en nuestra vuelta a la rutina. Retomar los buenos hábitos de alimentación y una rutina cosmética adecuada serán la clave, pero deberás ser estricta y paciente en el proceso. Estos son nuestros tips para recuperar la salud y belleza de tu piel:

 

Recupera tu piel tras el verano

Parece un tópico, pero no lo es: establecer una serie de hábitos para resetear la piel tras el verano es clave para que esta recupere su estado natural y salud. Volver a los hábitos de alimentación saludable, establecer una rutina deportiva, intentar dormir entre seis y ocho horas al día y evitar el alcohol o el tabaco son las reglas básicas de este proceso que no debes saltarte si quieres conseguirlo.

 

recuperar piel

 

Además, septiembre es también un buen momento para visitar al dermatólogo y que sea él quien te indique la rutina que mejor se adapta a tus necesidades, justo después del verano. Los especialistas de la piel son siempre los más idóneos para marcar el camino y las pautas más efectivas según las características de tu piel.

Pero, por supuesto, existe una rutina cosmética que, sumada a los hábitos mencionados antes, hará que tu piel dañada se recupere mucho más rápido. La clave y punto más importante pasa por hidratarla al máximo, así como exfoliar todo el cuerpo para eliminar las células muertas y favorecer que los activos que vayamos a usar penetren adecuadamente y hagan bien su trabajo.

En cuanto a los nutrientes o cosméticos más recomendados para esta época del año, los especialistas recomiendan siempre incluir en la rutina cosmética la vitamina C, como antioxidante contra los radicales libres y con cierto efecto despigmentante; el resveratrol; el ácido ferúlico… Y, por supuesto, ácido retinoico y derivados, que son los reyes del antienvejecimiento.

Gracias a ellos conseguiremos regenerar la piel dañada de una forma más rápida, aunque hay que comenzar a usarlos de forma progresiva, ya que al principio pueden provocar irritación.

 

recuperar piel

 

 

Tratamientos complementarios

Y si queremos darle un impulso extra a la recuperación de la piel, podemos complementar la rutina cosmética en casa con algunos tratamientos específicos que suelen realizarse en los centros de estética. Los más efectivos tras el verano son estos:

  • Peeling: es idóneo para eliminar la piel deslustrada, pigmentada, fotoenvejecida… Es una técnica que renueva la piel cambiándola por completo y eliminando gran parte del daño sufrido.
  • Mesoterapia: es el tratamiento estrella para fomentar la penetración de activos. Es decir, hacer que nos nutrientes y productos que aplicamos sean más efectivos gracias a mini-inyecciones de ácido hialurónico, vitaminas y aminoácidos.
  • Luz pulsada intensa: se trata de una técnica especial para la eliminación de léntigos (manchas en la piel) y rojeces. El exceso de pigmento es eliminado en entre una y tres sesiones de IPL estimulando más la formación de colágeno y, por tanto, rejuveneciendo la piel.
Publicación
30 agosto 2021
Categorías
Belleza Salud

Todo lo que necesitas en un solo espacio