Aprende a hacer turrón casero, rico y saludable

Los turrones, mazapanes y mantecados no pueden faltar en ninguna despensa en Navidad, pero la realidad es que todos pecamos más de lo que deberíamos con el dulce y las comidas copiosas estos días. Por eso, vamos a proponerte una receta para hacer un turrón casero, rico y saludable, que además será un éxito entre tus invitados. Y lo mejor de todo: la receta es facilísima.

La lista de elaboraciones típicas de las fiestas navideñas es casi infinita. Incluye carnes, pescados o mariscos según la tradición de cada hogar, pero lo que nunca nunca nunca falta en ninguna mesa son los dulces y entre ellos, el turrón es seguramente el rey.

Cada vez existen en el mercado más tipos de turrones envasados con almendras, caramelo, nueces, trufa, dulce de leche… pero a nosotros nos encanta el chocolate y justo de choco es la receta de turrón casero que queremos compartir hoy contigo. Solo necesitarás tres ingredientes y 10 minutos de tu tiempo. Vas a alucinar con el resultado porque además no lleva azúcar.

 

turron casero

 

Turrón casero con tres ingredientes

Nuestro turrón casero tendrá como ingrediente principal el chocolate, y como queremos que sea lo más saludable posible, elegiremos uno con alto porcentaje de cacao. Afortunadamente hoy día tenemos en el supermercado muchas marcas de chocolate que ofrecen diferentes porcentajes de cacao, por lo que encontrar uno del 75% o 85% te resultará muy sencillo. Esa es una opción favorita.

También necesitaremos una cucharadita de aceite de coco, virgen extra por supuesto, y algún ingrediente que le aporte el toque crujiente, como arroz, quinoa o trigo inflado que puedes comprar en cualquier herbolario o en la sección bio de tu supermercado. También nos pueden servir almendras, avellanas o nueces bien troceaditas.

 

turron casero

 

El paso a paso

En primer lugar, funde la tableta de chocolate poco a poco en el microondas o al baño maría con la cucharadita de aceite de coco. Cuando ya esté todo derretido, añade tu ingrediente crujiente favorito, mezcla bien y vértelo en un molde previamente cubierto con papel de horno para que no se pegue. Déjalo enfriar.

Al principio es mejor dejarlo a temperatura ambiente, pero cuando haya perdido parte del calor, puedes meterlo en la nevera para acelerar el proceso. Una vez sólido solo queda cortar y disfrutar. El resultado te va a sorprender.

Publicación
07 diciembre 2020
Categorías
Recetas

Todo lo que necesitas en un solo espacio